León | Foto © CiberCuba

En Cuba se soltó el león y más de una vez

Los cubanos decimos “se soltó el león” cuando alguien bravo hace gala de su hidalguía y hay que salir echando un pie. La frase tiene un origen real, pues más de una vez se han escapado leones en la Isla y han sido capturados por cubanos muy valientes.

El león que se soltó en Banes

En el libro “El águila negra” del escritor Ángel de Jesús Quintana Bermúdez, se relata la historia del león que se escapó en Banes. Juan Silva Torres era un domador de caballos conocido en la zona y se convirtió en el protagonista de la historia.

No ad for you

Allá por la década de 1950 en un circo cubano de esos que viajaban por los pueblos, había un león. Un sábado Juan Silva va de paseo al pueblo La Güira y se entera de que se había escapado el león del circo. Raudo montó en su caballo y persiguió al camión de los domadores.

León en jaula / Imagen de efPercy05 en Pixabay

A la fiera la encontraron agazapada en un bohío. La domadora intentaba sacar al león, pero el animal estaba libre como el viento y con poca disposición para entrar de nuevo en su apretada jaula de circo.

Tras un buen rato de peleas y dale que te pego, la domadora se dio por vencida. Abandonó al animal a su suerte frente a las escopetas de la guardia rural. Pero no se sabe si por listo o por un instinto de supervivencia el león entró en razón, salió del bohío y caminó hacia su jaula.

Este momento fue usado con astucia por Juan Silva quien aprovechó para tirarle un lazo y domarlo a la vieja usanza. Salió con un zarpazo, heridas leves, un puñado de monedas y entradas para una función de circo.

El león de la carretera

Muchos choferes cubanos se hacen llamar a sí mismos “el león de la carretera”. Pero Eduardo Aguilera (Titi) no era de esos. Sin embargo, a este hombre oriundo de Manzanillo, en 2015 la vida le puso una curiosa prueba mientras estaba al timón.

Eduardo Aguilera (Titi) / LaDemajagua.cu

Conducía en el horario de la madrugada por la carretera de Campechuela. Vio en la vía un animal grande, que parecía una vaca. Aminoró la velocidad como conductor precavido. Pero cuál sería su asombro cuando según se acercaba descubrió que aquello era un león.

El animal estaba furioso y arremetió contra el vehículo. El Titi aceleró y salió echando a toda pastilla. Con un teléfono móvil llamó a la policía de Campechuela para informar lo ocurrido. A lo que le respondieron: “¿Un león aquí? ¿Usted está seguro? ¡Eso es cosa de la selva!”.

La Guardia Operativa de la PNR de Manzanillo, el domador y otros conocedores de los tratos con leones, atraparon sin dificultad al animal. Luego se supo la historia completa. Pertenecía a un circo y durante la transportación se salió de la jaula y cayó a la carretera.

Mitos urbanos con el león del Zoológico de 26

No sé si es verdad o es cuento, pero en mi barrio siempre se ha dicho que el león del Zoológico de 26 más de una vez intentó salir a pasear La Habana. Los vecinos de la zona podrán desmentir el chisme, o no. Lo que sí hace años que no veo, es un león en un circo cubano, aunque todavía los hay.

Muchas ciudades del mundo han prohibido el uso de animales salvajes en los espectáculos de circo. No solo por las escenas de violencia que se han dado, también por el maltrato y el estrés que sufren los animales antes y durante cada función.

Puede ser lindo ver de cerca a los animales salvajes y escucharlos rugir sabiéndonos en zona segura. Pero, aunque nos guste admirar su belleza y puedan aportar mucho al desarrollo de la ciencia estando en cautiverio, la verdad es que deberían vivir libres en la naturaleza.

Este es un tema que tiene criterios divididos en todo el mundo. ¿Tú cómo lo ves?

Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.