La transexual que recurrió a Mariela Castro porque quería trabajar vestida de enfermera


Publicado el Martes, 15 Mayo, 2018 - 11:47 (GMT-4)


"Me llamo Jannette, pero si me dices Maikel, no me pongo brava". Éste es el testimonio de una transexual cubana, nacida y criada en el barrio pinareño de Ceferino Fernández, conocido popularmente como El Capó. Ella debe un gran favor a Mariela Castro. Gracias a la intervención del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que dirige la hija de Raúl Castro, puede ir a trabajar vestida de enfermera, pese a que el reglamento laboral de Cuba prohíbe el travestismo.

Jannete cuenta en declaraciones al diario oficialista Guerrillero, que comenzó a fijarse en los hombres cuando apenas tenía 11 o 12 años. Su madre y su hermana se preocuparon al principio, pero con el tiempo se lo tomaron con deportividad. Su padre aún no ha digerido la noticia.

Con 16 años a Jannettte le diagnosticaron VIH, por lo que pasó la mayor parte de su adolescencia encerrada en el sanatorio La Conchita. Fue ahí donde descubrió la transexualidad.

No ad for you

Al principio empezó a salir vestida de mujer a escondidas, para no darle un disgusto a su familia. La primera vez fue "extraña". No se sentía segura con la peluca, los tacones y la saya corta. Le aterraba que la reconocieran por ahí. Desde el principio vio normal que le gritaran barbaridades en la calle. Luego se acostumbró a ellas.

Al salir del sanatorio La Conchita, se hizo enfermero. Iba a trabajar con ropa de hombre y por la noche, con la oscuridad, volvía a ser ella misma. "Mantuve mi doble personalidad porque el reglamento laboral en Cuba no admite que los profesionales se travistan", explica.

Pero Jannette se fue a ver a Mariela Castro en el Cenesex y ella interfirió y le permitieron ir a trabajar con cofia y vestido, acorde a su identidad.

Jannete o Maykel Jannete, como tampoco le importa que la llamen, coordina la red de personas trans del centro de prevención de VIH /sida en Pinar del Río. Ella sueña con ser alguien grande en la vida. "Quien no me quiera aceptar, se lo pierde", suelta a bocajarro.

Comentarios


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.