Una calle en La Habana Vieja | Foto © CiberCuba
Una calle en La Habana Vieja | Foto © CiberCuba

"No hay apagones planificados, pero sin previo aviso se va la luz todos los días como cuatro horas"


América Latina Cuba

Publicado el Miércoles, 17 Julio, 2019 - 06:37 (GMT-5)


A pesar de que hace casi cuatro semanas la Unión Eléctrica aseguraba que durante el verano no habría apagones planificados por déficit de generación, las interrupciones aumentaron diariamente y el gobierno se vio obligado a explicar la crisis desatada a lo largo de casi todo el país.

El ministro de Energía y Minas, Raúl García Barreiro, compareció este martes ante la prensa nacional para informar que los recientes apagones en Cuba, incrementados desde esta semana, se deben a averías en varias centrales eléctricas cuando estaban otras en mantenimiento planificado. 

"Las afectaciones al servicio eléctrico en el país percibidas en las últimas horas han estado asociadas al déficit de capacidad de generación por averías, las que han coincidido con unidades que se encontraban en mantenimiento planificado", señaló el titular, que prometió una normalización de la situación a partir del sábado.

No ad for you

Recordemos que el primer anuncio se dio a conocer justo cuando empezaba a hablarse de “lo mala que se va a poner la cosa” y el descontento, como ahora, hacía olas en la población.

Si bien a finales de junio las autoridades del sector indicaron entonces que podían ocurrir averías como consecuencias de tormentas eléctricas o eventos climatológicos, pero no por falta de electricidad, llamaron a la población a hacer un uso racional de la energía y contribuir al ahorro.

A tenor con lo que refiere Héctor, quien reside en Quivicán, “creo que “No entendimos que el hecho de que los apagones no fueran planificados no significaba que no hubiera, sino que serían espontáneos, que nos cogerían por sorpresa y así está siendo.

“Por lo menos en Mayabeque si no han sido planificados los apagones, no sé cuáles lo serán. Ocurren justo a la misma hora casi todos los días y por iguales períodos de tiempo.

“También sé que en Artemisa llevan par de meses soportando tremendos apagones. Lo peor es que cada vez que se va la corriente llamamos al teléfono de la compañía eléctrica y está fuera de servicio”, señala el agente de comunicaciones de 32 años.

De acuerdo con la arrendataria privada María, de 41 años, “donde yo vivo en el municipio capitalino de Diez de Octubre quitan la corriente más de una vez prácticamente todos los días, casi siempre por intervalos de media hora.

“Conozco a más de una persona, con alto poder adquisitivo, por supuesto, que ha tenido que importar una plantica de generación para enfrentar estas desagradables sorpresas. Será que esos son los no planificados, los que ocurren esporádicamente”, afirma la cuentapropista.

Tal como asegura Walter en Cubadebate: “En La Coronela, La Lisa, todos los martes por el día quitan la corriente eléctrica entre cuatro y seis horas aproximadamente. Será que la información que están brindando no es muy seria o la subestación que atiende el municipio está haciendo lo que le parece. Deben revisar qué está pasando antes de dar semejante noticia ya que dejan mucho que pensar. Y no es por cortar árboles, que no vengan ahora con ese cuento. Repito: es fijo todos los martes”.

Asimismo Laura, residente en el barrio de Colón de Centro Habana, “un día a la semana tenemos apagones que duran varias horas. Lo triste es que la Empresa Eléctrica no tiene la delicadeza de explicar a qué se deben tantas afectaciones.

“Pobres de todos los cubanos a los que nos quitan la corriente a la hora de la novela, que tanto nos gusta. Quitan y ponen la luz cada diez minutos. Es como si estuvieran jugando con un interruptor. No sé si los más afectados somos nosotros o los equipos electrodomésticos que tanto nos cuesta comprar”, explica la joven enfermera.

En palabras de la otrora maestra Teresa, en la zona rural de Matanzas “a cada rato te quitan la corriente unas cuantas horas, cuando más uno está embullado viendo la televisión. No hay apagones planificados, pero sin previo aviso se va la luz todos los días como cuatro horas. Creo que si no hay apagones por déficit de generación entonces están aumentando las interrupciones y el tiempo de reparación.

“Igualmente sucede en Cárdenas. Al parecer las interrupciones son generalizadas. Está haciendo mucho calor durante todo el día y eso hace que el consumo sea mayor aún en el sector residencial. Debiera haber un mecanismo de aviso o información para saber las causas del apagón inesperado.

“Lo que no anunciaron nunca fue cuántos habría sin planificar. Todavía hay quien dice que no le importa soportar apagones porque ya estamos acostumbrados. En realidad, yo pienso que nadie puede adaptarse a pasar trabajo”, acota.

La ama de casa Gertrudis, de 53 años, argumenta que “desde hace varios días se va la corriente en dos o tres localidades de Arroyo Naranjo y siempre a la misma hora. Hay que tener mucho cuidado. Amén de la situación económica existente, hay cosas que se hacen para molestar a la población.

“Haría falta hablar de cuándo bajarán las tarifas de la electricidad en Cuba. Estos calores sofocantes y la creciente entrada al país de equipos de clima ha hecho que los altos precios se incremente.

“El sector residencial no puede ser el mayor consumidor del país porque el precio de la electricidad no se corresponde con el salario de un trabajador”, puntualiza.

Desde la óptica del villaclareño Antonio, de 54 años, “puede ser que no existan apagones programados, pero la corriente lo mismo va y viene que hay bajones de voltaje que joden los equipos que uno ha comprado con mucho sacrificio.

“La palabra ‘planificados’ puede interpretarse de muchas formas. Lo que no entiendo es que haya apagones teniendo a los trabajadores ahogándose del calor en sus oficinas porque le han prohibido encender los aires acondicionados. ¿Quiere decir que los que están ocurriendo son extraplan?”, se pregunta el empresario.

En pequeños poblados del interior del país la situación ha sido crítica desde hace días. En Uñas, municipio de Velasco, Holguín, los apagones han sido de hasta siete horas diarias desde la pasada semana. "No se puede hacer nada, te parten el día por la mitad y es desesperante en medio del calor", dijo Lidia, una residente del lugar.

Según plantean datos oficiales, el aérea residencial consume el 56% de la demanda total del país, en tanto cada mes del período vacacional las centrales térmicas y los emplazamientos de generación distribuida reciben 400 mil toneladas de combustible total.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.