Moraima Secada | Foto © uneac.org.cu
Moraima Secada | Foto © uneac.org.cu

Moraima Secada, una voz imprescindible de la música cubana


América Latina Cuba

Publicado el Martes, 10 Septiembre, 2019 - 13:21 (GMT-5)


El 10 de septiembre de 1930 nació Moraima Secada, una artista cubana de talla universal. La historia de esta mujer es un ejemplo de esfuerzo, pasión, aventura y triunfo. Es una voz imprescindible del filin que estuvo vinculada a lo mejor de la cultura cubana.

De planchadora, a segunda voz de Las D’Aida

Moraima Secada nació en una familia acomodada en Villa Clara. La muerte de su padre les afectó económicamente a los nueve hermanos y tuvieron que irse a La Habana a recomenzar su vida. Moraima empezó a trabajar como planchadora.

Esta joven mujer tenía un sueño, ser cantante. Tuvo la suerte de entrar en el programa de radio La Corte Suprema del Arte, de la emisora CMQ. Fue premiada por su calidad vocal y de este modo se inició en el mundo de la música.

No ad for you

Moraima empezó a cantar ocasionalmente en algunos cabarets y lugares públicos. En 1950, con 20 años, entró a formar parte de la Orquesta Anacaona, una de las más importantes agrupaciones femeninas de la música popular cubana.

Cuarteto Las D'Aida / discogs.com

El 16 de agosto de 1952 Aida Diestro fundó el Cuarteto Las D’Aida, en el que actuaba como directora. La agrupación fue una escuela para sus integrantes que se convirtieron en las mejores solistas de Cuba: Omara Portuondo, Moraima Secada y Elena Burke

Moraima era la segunda voz en esta agrupación. Se mantuvo en ella durante los primeros años de su carrera. Luego pasó al cuarteto de Meme Solís y en la década de 1960 comenzó su carrera en solitario.

La pasión dominaba a la técnica vocal

Su voz y la transmisión del mensaje de sus canciones en el escenario atraían mucho público donde fuera que se presentara. Alcanzó éxito inmediato en su carrera profesional y destacó entre las principales voces del bolero y la canción en Cuba.

Moraima Secada, Elena Burke y Omara Portuondo / LaJiribilla.cubaweb.cu

Moraima Secada fue una mujer de temperamento fuerte y desinhibida. Se mostraba sin miedos, abría su corazón en cada espectáculo y su público lo notaba. Se dice que una de sus canciones más icónicas en este sentido era su interpretación de “Perdóname conciencia”.

Una voz desdichadamente poco grabada

Moraima Secada, grabó un disco con el Cuarteto de Meme Solís y dos LP con la EGREM durante su carrera en solitario. Además, colaboró con otras agrupaciones como la Orquesta Aragón.

A pesar de tener pocas canciones grabadas consiguió un lugar en la música cubana.

Popularmente se le conoció como La Mora. Fue pasional, intolerante y sincera, lo que le trajo no pocos desencuentros en las décadas del 70’ y el 80’ en Cuba.

Esta figura del filin es, sin embargo, casi una desconocida entre las jóvenes generaciones cubanas. Murió en La Habana, el 30 de diciembre de 1984.

“Perdóname Conciencia”, de la autoría de Piloto y Vera, fue el tema que la inmortalizó. Entre tantas canciones fue esta que se conoce popularmente como “La razón no valía” la que cautivó los corazones de su público, quizás porque todos alguna vez hemos silenciado a la conciencia frente al amor.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Suscríbete a las notificaciones de CiberCuba:


Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Comentarios

Gretchen Sánchez

Periodista en CiberCuba. Doctora en Ciencias por la Universidad de Alicante, España. Lic. en Estudios Socioculturales, Cuba.

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.