Los precios topados “ahuyentan” a los proveedores de un mercado de Guantánamo


América Latina, Cuba,

Publicado el Sábado, 5 Octubre, 2019 - 08:22 (GMT-4)


Un reportaje del telecentro Solvisión, de la provincia de Guantánamo, ha ilustrado la situación creada por la política de precios topados decretada por las autoridades cubanas en su eterna lucha contra la iniciativa privada: los precios se respetan, pero no hay productos.

Ante las cámaras, el administrador del mercado La Punta, Onel Lambert, es categórico al decir que en ese centro “hasta ahora no se ha violado ningún precio de los que están establecidos”, para acto seguido reconocer que “los productos sí han escaseado”.

“Parece que los que venían a traer la mercancía, como la vendían a un precio más alto, ya no la traen aquí al mercado. No sé a dónde se está yendo esa mercancía. Pero aquí al mercado no está viniendo”, señala.

No ad for you

“Esto es lo que sucede cuando un régimen impone un tope de  precios por su incapacidad para garantizar que no escaseen los alimentos y productos básicos en Cuba”, dice por su parte el periodista Rolando Nápoles, de AméricaTeVé, en un tweet en que publicó un fragmento del reportaje.

Varios de sus seguidores se hicieron eco de la crítica. El usuario Arielruso resumió el problema al decir: “60 años haciendo lo mismo con igual resultado y vuelven a hacerlo”, mientras que José Ramos apuntó: “La bobería repetitiva en Cuba es política oficial del partido medieval de gobierno”.

Según el reportaje, desde septiembre escasean alimentos muy demandados como la malanga, la carne de cerdo y el tomate.

El periodista Julio César Cuba, de compras en el agromercado, ratificó que ya no se ven las buenas ofertas que existían antes de las nuevas medidas. “Me imagino que algunas vías de suministro que había, que eran por la izquierda, ya no estén, como tampoco hay suficiente producción en los mercados estatales para que se desvíen”. 

La política de precios topados impuesta por el gobierno cubano ha tenido su aplicación particular por parte de los gobiernos provinciales, que han publicado listas de con los nuevos valores.

Los cuentapropistas se han visto afectados por esta decisión. En agosto, el dueño de un negocio gastronómico en la capital llamado Antonio se quejaba de que limitar los precios y no garantizar una oferta estable conspiraba contra su actividad privada.

“Ya no sé cómo vamos a subsistir. ¿Qué nos hacemos si el Estado topa el precio de algunos productos y nos vende esos mismos productos de manera restringida en la red minorista? Quieren asfixiarnos”, lamentó.

Es una hipocresía del Estado –señalaba por su parte un informático– topar precios mientras sigue manteniendo impuestos abusivos sobre todo lo que vende en las tiendas y cobrándole tributos millonarios al sector privado. Está claro que al gobierno es al primero que no le conviene que haya precios diferenciados para que los cuentapropistas se abastezcan.

“De todas formas –añadió , los precios siguen estando bastante por encima de lo que puede pagar la mayoría. Hay que estar en la calle para ver cuánta gente no tiene ni cómo entrar a una cafetería donde una malta cuesta debe costar ahora 22 pesos. Para que los precios realmente bajen tiene que bajarlos el Estado habilitando un mercado mayorista. El día que esta sociedad sea de verdad competitiva nos desarrollaremos eficientemente”.


¿Tienes algo que reportar? Envíalo a CiberCuba:

editores@cibercuba.com 
 +34-962-353-194


Recibe todo el contenido de CiberCuba sin censura por Telegram:

CiberCuba en Telegram


Comentarios

Esta Web utiliza cookies propias y de terceros, para mejorar la experiencia de usuario, recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad y mostrar publicidad adaptada a sus intereses.

Más información sobre nuestra política de privacidad.